Asociación Española de Gremios de la Construcción

Compartimos recursos

Eficiencia Energética

Desde hace años la Eficiencia Energética se ha convertido en un objetivo social de primer orden. 

Las Administraciones Públicas han orientado su legislación y sus decisiones buscando la mejora de los indicadores relativos a la eficiencia energética de las edificaciones.

Dos son los trabajos esenciales relacionados con este ámbito de actuación:


Certificado de Eficiencia Energética

Se trata de un documento oficial que informa de manera objetiva de las características energéticas de un inmueble.

Para ello se asigna una etiqueta al inmueble en función del consumo anual de energía en condiciones normales de ocupación y uso.

Incluye finalmente un informe de recomendaciones para adoptar voluntariamente medidas correctoras que permitan mejorar al menos un nivel la calificación energética del in mueble.

Es necesario para poder vender y alquilar locales comerciales o viviendas.

Para aquellos propietarios que tengan contratada una Iguala por Servicios Técnicos de Mantenimiento el Certificado de Eficiencia Energética será gratuito.



Proyecto de Rehabilitación Energética

Es un conjunto de propuestas dirigido a mejorar la calificación energética del edificio.

La cualidad fundamental de este tipo de proyectos es que han de ser realistas. Son siempre preferibles propuestas y soluciones constructivas avaladas por la experiencia y adaptadas al edificio sobre el que se interviene. Es muy distinta la manera de actuar sobre una edificación relativamente reciente que sobre construcciones con más de 100 años.

Por ello conviene que los técnicos redactores de este tipo de proyectos tengan conocimientos específicos y experiencia en rehabilitación, además de los conocimientos propios en eficiencia energética.

Finalmente toda propuesta debe ser económicamente rentable. Un análisis estático y dinámico de la inversión a realizar nos dirá si es aconsejable acometer las obras de rehabilitación y si estas supondrán en un plazo razonable un ahorro real para los propietarios.